Deja tu verguenza

Mucha gente confunde culpa y vergüenza. Aunque ambos suelen estar juntos, la culpa se trata de lo que haces y de quién se avergüenza. La culpa suele ser constructiva: te permite reorganizar tu comportamiento; La vergüenza tiende a ser destructiva: oprime tu alma. La vergüenza es un sentimiento profundo y doloroso que te impide amarte a ti mismo y caminar por el verdadero camino de tu alma. Para vivir una vida alegre, es necesario luchar contra la vergüenza y dejarla.

AMATISTA

La amatista es un cristal calmante y curativo que puede ayudarlo a liberar sus sentimientos de vergüenza. Si experimenta vergüenza crónica, lleve siempre amatista y asegúrese de limpiarla y cargarla todos los días.

TURQUESA

Use amuletos de color turquesa para liberar su vergüenza. La turquesa es una piedra que funciona muy bien para deshacerse de la profunda vergüenza.